Últimas recetas

Receta Black Cherry Chai

Receta Black Cherry Chai


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ingredientes

  • 8 cerezas negras sucias
  • 1 1/2 onza de té Chai con infusión de whisky de centeno Hudson Valley
  • 1/2 onza de limón recién exprimido
  • 1/2 onza de jarabe de miel

Direcciones

* Para preparar el whisky de centeno con infusión de té chai, combine 1 cucharada de té chai de hojas sueltas con 8 onzas de whisky de centeno Woodford en un frasco pequeño. Deje reposar durante 2 horas, cuele el té y transfiéralo a una botella de vidrio antes de usar. *

Coloque las cerezas en una coctelera y mezcle. Agregue whisky de centeno con infusión de té, limón y jarabe de miel a la coctelera y llénelo con hielo. Construye este cóctel sobre hielo y cerezas trituradas, agita durante 10 segundos cuando se hayan agregado todos los ingredientes. Verter en un vaso bajo, decorar con dos cerezas en una brocheta.

Tabla nutricional

Porciones1

Calorías por porción173

Equivalente de folato (total) 4µg1%


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Escogí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace un poco del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las notas vibrantes de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Escogí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace un poco del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las notas vibrantes de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Escogí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace un poco del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las notas vibrantes de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Elegí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace parte del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las vibrantes notas de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica utilizando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo de nuevo en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Escogí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace un poco del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las notas vibrantes de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Elegí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace parte del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las vibrantes notas de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica utilizando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo de nuevo en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Elegí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace un poco del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las vibrantes notas de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica utilizando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo de nuevo en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Cuando cueles el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Escogí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace parte del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las vibrantes notas de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Al colar el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai es una bebida dulce y picante que se puede disfrutar durante todo el año, servida bien caliente en la estufa o bien fría en el refrigerador. Originaria del sur de Asia, sobre todo en India y Pakistán, la deliciosa bebida es ahora popular en todo el mundo. Simplemente traducido, metroasala ("mezcla de especias") chai ("té") es té con especias. Hay muchas versiones con diferentes cantidades y proporciones de ingredientes, pero en esencia, el masala chai suele ser té negro elaborado con jengibre fresco, especias trituradas, leche y azúcar.

Esta versión de masala chai utiliza una combinación de cardamomo verde menta, clavo dulce, semillas de hinojo y regaliz, granos de pimienta negra picantes y canela tibia y anís estrellado, además de jengibre fresco rallado. Para mayor profundidad, recomendamos tostar ligeramente todas las especias antes de triturarlas para ayudar a que los sabores florezcan durante la cocción a fuego lento y esto le da al chai una ligera nota de cacao. Puede ajustar la proporción de especias a su gusto: disminuya la cantidad de pimienta negra y use jengibre en rodajas en lugar de jengibre rallado para disminuir el picante, o aumente los clavos y las ramas de canela para un perfil más dulce.

Vaya con un té negro de hojas sueltas sólido y fuerte para obtener el chai más rico. Usé pekoe de naranja de la marca Taj Mahal, que es asequible y tiene solo una ligera acidez incluso cuando se elabora durante mucho tiempo. Funciona perfectamente en esta receta, que requiere 20 minutos de cocción a fuego lento. Si prefiere una taza de té menos fuerte, puede reducir el tiempo total de cocción a fuego lento a la mitad.

Leche y azucar

Para obtener la taza de té perfecta, tendrás que modificar la receta para encontrar tu propio equilibrio perfecto. Elegí una proporción de leche a agua de 1: 1 para mi nivel preferido de cremosidad. Si lo desea más rico, reemplace parte del agua con leche para obtener una versión más liviana, reemplace un poco de leche con agua. Evite usar más de 3 tazas de líquido en total para evitar diluir demasiado el sabor del té y las especias.

El azúcar es un ingrediente esencial en masala chai: 1 a 2 cucharadas de edulcorante acentuarán el sabor de las especias y profundizarán sus sabores contra el amargor tánico del té. Si tiene la tentación de omitir el azúcar por completo, ¡sepa que se arriesgará a silenciar las vibrantes notas de la bondad picante!

Tirando de té

Mire casi cualquier video de comida callejera en la India y probablemente encontrará una escena de un vendedor de chai tirando té: la infusión se vierte de un lado a otro entre dos ollas desde una gran distancia repetidamente hasta que se vuelve un poco espumosa. "Tirando" del chai lo airea de tal manera que hace que tenga un sabor más suave y cremoso, dándole más cuerpo y una sensación en boca más sedosa. Puede intentar imitar esta técnica usando un cucharón o una taza medidora de metal para recoger un poco de chai y verterlo nuevamente en la olla durante los últimos minutos del proceso de cocción a fuego lento y mdash solo tenga cuidado, ¡podría salpicar un poco si sube demasiado!

Al colar el té, asegúrate de usar una cuchara de madera para presionar realmente el té y las especias antes de desecharlos, ¡pero hay mucho sabor atrapado en esas últimas gotas! Puede servir esto caliente de inmediato con un bollo de suero de leche o algunas galletas de mantequilla con especias de hinojo, o mantenerlo frío en el refrigerador hasta por 3 días. Encuentro que el sabor se intensifica una vez que el chai está frío, lo que lo hace mucho más agradable.

Si ha hecho esta receta, asegúrese de escribirnos una línea hacia abajo en el comentario, dejar una calificación y ¡háganos saber cómo le gustó!


Masala Chai

Masala chai is a sweet and spicy drink that can be enjoyed all year round, served either piping hot from the stove or nice and chilled from the fridge. Originating in South Asia, most notably India and Pakistan, the delicious beverage is now popular all over the world. Simply translated, metroasala ("spice mix") chai ("tea") is spiced tea. There are many versions with varying amounts and ratios of ingredients, but at its core, masala chai is usually black tea brewed with fresh ginger, crushed spices, milk, and sugar.

This version of masala chai uses a combination of minty green cardamom, sweet cloves, licorice-y fennel seeds, spicy black peppercorns, and warm cinnamon and star anise in addition to grated fresh ginger. For extra depth, we recommend lightly toasting the whole spices before crushing them to help the flavors bloom during the simmer&mdashthis gives the chai a slight cocoa note. You can adjust the spice ratio to your liking: decrease the amount of black pepper and use sliced ginger instead of grated ginger to decrease spiciness, or increase cloves and cinnamon sticks for a sweeter profile.

Go with a solid, strong loose-leaf black tea for the richest chai. I used Taj Mahal brand orange pekoe, which is affordable and has only a slight acidity even when brewed for a long time. It works perfectly in this recipe, which calls for 20 minutes of low-heat simmering. If you'd prefer a less strong cup of tea, you can cut the total simmering time in half.

Leche and sugar

For the perfect cup of tea, you'll have to tweak the recipe to find your own perfect balance. I went with a 1:1 ratio of milk to water for my preferred level of creaminess. If you want it richer, replace some of the water with milk for a lighter version, replace some of the milk with water. Avoid using more than 3 cups of liquid total to prevent diluting the taste of the tea and spices too much.

Sugar is an essential ingredient in masala chai: 1 to 2 tablespoons of sweetener will accentuate the taste of spices and deepens their flavors against the tannic bitterness of tea. If you're tempted to skip the sugar altogether, know that you'll risk muting the vibrant notes of spicy goodness!

Tea pulling

Watch almost any video of street food in India and you'll probably find a scene of a chai vendor pulling tea: the brew is poured back and forth between two pots from a great distance repeatedly until it turns slightly foamy. "Pulling" the chai aerates it in such a way that makes it taste smoother and creamier, giving it more body and a silkier mouthfeel. You can try to mimic this technique by using a ladle or metal measuring cup to scoop up some chai and pouring it back into the pot during the last few minutes of the simmering process&mdashjust beware, it might splatter a bit if you go too high!

When straining the tea, be sure to use a wooden spoon to really press on the tea and spices before discarding them&mdashthere's a lot of flavor trapped in those last drops! You can either serve this hot right away with a buttermilk scone or some fennel-spiced butter cookies, or keep it chilled in the fridge for up to 3 days. I find that the flavor intensifies once the chai is cool, making it that much more enjoyable.

If you've made this recipe, be sure to drop us a line down in the comment, leave a rating, and let us know how you liked it!



Comentarios:

  1. Herschel

    una teles no escuchó



Escribe un mensaje